Cuerpo sano, mente ¿sana? - Extremos y puntos de vista

La sociedad vive un punto de quiebre importante, por un lado tenemos una tendencia hacia el consumo de productos orgánicos y del otro la introducción a productos con más conservadores. 

La obesidad por un lado ya representa un problema grave, las personas que la padecen rara vez se informan de los verdaderos peligros que conlleva. Psicológicamente las personas gorditas sufren lo que se llama Trastorno de atracón usualmente tienen una aparente buena autoestima y  una ligera imagen de ellos mismos, en otras palabras, son narcisistas. Estas personas llegaron a este punto por llenar un vacío afectivo, familiar o de conyugue, aunque se han dado casos en que es de grado laboral. Si bien la psicología puede ayudarlos a calmar sus demonios internos, es decisión personal el querer tener un cuerpo sano. 

Caso contrario tenemos en las personas que acuden al gimnasio de manera muy frecuente, personas enamoradas de cuerpos con músculos marcados, aficionadas al dolor en alguna región del cuerpo sin algún fin razonable tienen como motivación un trauma de inferioridad que los hace caer en trastornos obsesivos. Evidencia de esto es la necesidad de enterar a sus amistades cercanas que irán a ejercitarse, la ingesta de hormonas para acelerar el crecimiento de músculos y el rechazo a cuerpos no estéticos.

Ambos casos llevan consigo riesgos importantes a la salud, la ingesta de hormonas produce una feria de químicos en el sistema endocrino y en algunos casos ocasionan pequeños tumores en el hígado y osteoporosis que se desarrollan incluso después de 5 años de haberse dejado de tomar. 

El tratamiento para ambos casos es tan fácil como mirarse al espejo e imaginar el aspecto que hace sentir bien al individuo, la terapia debe estar acompañada de motivaciones. Si bien el indice de masa corporal se limita a ser una guía, puede ayudar a tener un fin en mente, el peso perfecto es el que hace sentir bien, feliz y sin ninguna inseguridad a la persona. Aceptarse tal cual eres y amar hasta tus “defectos” pues forman parte de ti. 

Crecer, madurar.

Todo empezó ahí, en el asiento del transporte público, escuchando mi música e imaginando que quizá me encontraba en un lugar más cálido. Ahí  fue, quizá al sentir el cansancio de mi cuerpo, quizá al sentir el cansancio de mi rutina fue que me pregunté ¿Acaso seré yo, o esto le pasa a todo mundo? Y si le pasa a todo mundo les ha de ir de maravilla pues no veo a nadie haciendo gran alarde de esto. 

Ya había leído de este padecimiento, uno piensa que el mundo está en tu contra, que están mal, le llamaban esquizofrenia y no era muy recomendable tenerla, los tratamientos no son muy amigables con el enfermo.

¡Es una enfermedad rarísima y peligrosa! Grité. Traté de demostrar de mil maneras que no estaba enfermo, que eso le pasa a todos menos a mi, ¡qué va! eso es para personas ya mayores.

Las responsabilidades fueron las que propagaron el virus, seguido de un hambre de ir al mundo y enfrentarlo, de demostrar que tengo algo que probar -aunque aún no la descubro- por ultimo tuve temperatura, la enfermedad ya había entrado en mi y de hecho, ya formaba parte de mi. 

Entonces supe que había dado un paso más en mi desarrollo, madurar es hasta ahora algo que siempre me ha causado problema dado que no hallo la idea de dejar de ver magia en el mundo, pero es tratable, no tomar todo tan en serio y saber aceptar ideas nuevas puede ser una buena receta. 

Verdades incómodas y verdades hirientes

Antes que nada pediré disculpas por no tener una razón concreta por la que he dejado de escribir, sin embargo he de confesar que mis ganas de escribir se han recargado y éste texto ha de ir endulzado con un poco de nostalgia y acidificado con verdades.

Hace un par de meses tuve la oportunidad de conocer una persona mayor; para esto debo aclarar que soy de la mentalidad que todo pasa por algo, sin excepciones, esta persona estaba llena de experiencia y pasaba minutos enteros platicando sus vivencias, pareciera que el tiempo no pasa en vano. Hubo una ocasión en la que me dijo “qué chingón sería que el mundo aceptara sus verdades, que nadie se pusiera al pedo y que chingón sería que siempre se dijeran verdades, pero ni madres, eso no va a pasar, ¿si me entiendes? las personas siempre esperan oír sus palabras, siempre quieren oír puras mamadas, puras mentiras. […]” (sic). 

Tiempo después tuve la oportunidad de ver realmente lo que él quería decir, pues al decir las verdades, no hubo mas que gestos y muecas soltadas, psicológicamente el humano es resistentes a ideas que no concibe propias, el ejemplo más sencillo es cuando le dices a alguien que no se ve tan bien con un atuendo. De hecho es el ejemplo perfecto, porque pasa todo el tiempo, las personas quieren escuchar “sí te ves bien” o “no creo que sea tu estilo”, sin embargo, si a tu respuesta agregas la razón la persona duda de tu veredicto y se pone en duda (los reto a realizar la prueba). Justo cuando agregas “sí, te ves bien porque el verde te queda” la persona dudará si realmente el verde es un color que vaya con él, quizá se convenza pero la duda existe.

En conclusión, las verdades dichas de una manera sincera son consideradas hirientes o bruscas, las verdades a medias o maquilladas con una gentil mentira sin consideradas las mejores respuestas. 

A song for those nights….

(Most underrated LP’s song, and one of the best)

Personas Antisociales

Por un lado tenemos que la naturaleza del hombre es cumplir con la necesidad de socializar (porque es una necesidad, como lo es comer, dormir, etc.), en otras palabras, el hombre por naturaleza es un ser sociable. 

Cada que vemos que un sujeto se aísla de la sociedad caemos en el error de llamarlo “antisocial" en lugar del término correcto que es "asocial”. El detalle consiste en que las personas antisociales buscan en sí la destrucción de la sociedad en la cual se desenvolvieron, busca destruir las normas sin algún fin en mente, personas inestables que no son capaces de recrear un mundo bajo ciertas leyes, resumiendo, buscan de alguna manera destruir una sociedad; la persona asocial por su parte es aquella que decide no interactuar con los miembros de grupo social y busca otras alternativas de sociedad. 

Eventualmente ambos tipos de personas buscan de alguna forma comunicar sus pensamientos y sentimientos a alguien que los entienda, yendo al grano, ambos tipos de personas al final buscan socializar. 

Sometimes Sagittarius get so mad they dont even know what they’re mad about. And that makes them madder.

(Reblogged from sagittariusfacts)

Madness

Todo tiene tiene su tiempo. Las flores florecen y luego se desvanecen. Los recuerdos también tienen una vida útil. Debemos eliminar las que nos lastiman.

La verdad

La verdad está ahí en mi cerebro, lista para ser dicha, lista para salir, pero mi educación y mis máscaras no me permiten decirla. Por eso uso Tumblr, porque aquí puedo decir lo que me viene en gana y aún así, sin importar que sea, encuentras alguien que está de acuerdo con tu verdad.

It’s mine, you can’t have it.

(Source: allan0714)

(Reblogged from lucifer-slut)